martes, 4 de enero de 2011

New year, new life

Todo sigue siendo una novedad para mí, empecemos porque encontré una escuela de inglés interesante, Europa School of English, clases de inglés general 3 horas por la mañana y clases para la preparación del First, 3 horas por la tarde (lo que para ellos es por la tarde claro,  porque comienzan a las 12.30h.). Así que cogí el toro por los cuernos y me cogí todas, 6 horitas de inglés durante una semana, para dar un empujoncito al idioma y conocer gente. Al día siguiente, ya conocí a Esti, una chica madrileña, nos fuimos a comer juntas y cayendo en gracia y casualmente viernes, me propuso salir de marcha. Conocí a sus amigos colombianos, que también van a la escuela y pisé el primer garito de Bournemouth: Kukui. La noche me gustó, lo malo es no hablar inglés, pero ya todo depende de mí. Música comercial y mucho gentío por las calles, sintiéndome como en casa.
Las inglesitas medio en bolas, no quiero ni pensar como irán en verano las criaturas.
Mucho frío, aún no he sacado el paraguas, nevó durante 2 días pero aquí el tiempo no es un problema, siempre hay gente sea la hora que sea. Anochece a las 4 de la tarde pero no limita en absoluto continuar haciendo vida.

Aún no me acostumbrado al horario de las comidas, conclusión: como cuando tengo hambre.

 El domingo 18 dejaba el hotel, me mudé a una casita de al lado, ninguna maravilla pero con lo suficiente para estar agusto. Una casita de 3 plantas, yo estoy en la última (habitación 8, mi nº de la suerte), el resto están ocupadas pero apenas hablo con la gente, todo el mundo está dentro de su habitación. Eso es lo que menos me gusta.  El dueño vive en la casa, no molesta, se preocupa de que todo esté correcto y es majete. Sigo buscando, pero me voy acomodando.
El martes era el último día que abrían V-Club, una discoteca que ya fiché desde España, iglesia por fuera, garito por dentro, teníamos que ir! fotos, fotos y más fotos.

23 de diciembre, ultimo día de escuela hasta enero, una pena porque me lo estaba pasando muy bien, así que celebramos la despedida con una botella de Jack Daniels y a chupitos a las 10.30h de la mañana. Esto no tiene nombre…
Ahora entiendo porque les gusta tanto beber, tienen que entrar en calor con este frío.









Engañé a mi compi Jorge para que me llevara a ver Pier y poder recoger algunas fotitos que no fueran nocturnas:
   










En Nochebuena nos juntamos como unas 15 personas. Acabamos en casa de unos amigos, con gente de todos los lados, escuchando lo que en Colombia se llama “la Novena”, oraciones que con perdón, parecían una secta. Mientras unos leían oraciones, otros terminábamos con el pavo, la pasta y lo que había sobrado de la cena. Orando por los alimentos….
A pesar de no hablar demasiado inglés y caer en el tópico de relacionarme con hispanos, sí que es verdad que estas fiestas no se han hecho duras, la gente es muy simpática y el cachondeo es asegurado.
Así que después de la fiestecita, toca ser responsable otra vez, estudiar y buscar.
Para la búsqueda de curro empleo horas, desde entregar el currículum por donde paso, hasta rastrear unas 15 webs de empleo. Dicen que el que la sigue la consigue y que la perseverancia es la llave a la puerta del éxito, pero me conformo con que mi éxito sea un currillo normalito, para tener una obligación, unos mínimos ingresos y speaking English. Is all I need.

Primera llamada telefónica acerca de un trabajo. Einnnn?? Va a ser que no me entero, que mejor me envíe un mail con la información. Eso mejor,sí. Así que me presenté para la entrevista en una empresa de marketing, sin saber muy bien cual era el puesto, pero era lo que menos me importaba, pretendía más escuchar.  Tenía que presentarme al día siguiente para una segunda ronda y si quería ver como se trabajaba. Why not? Si no tenía otra cosa mejor que hacer….; pero… era lo que me temía: comercial a puerta fría (esos a los que España les damos un portazo por pesados y aquí te abren la puerta como si volvieras a casa por Navidad). A la sexta casa, les dije que no era un trabajo para mí. Una anécdota más.
A los dos días me animé un poco más, me llamaron de otro trabajo, me enteré!! Y aunque cuando fui, el puesto ya estaba cubierto.., al menos que me conocieran...
 La semana pasado estuve en Weymouth, tenía que ir al Job Center para solicitar el INN (Insurance Nacional Number) y estuve toda la mañana recorriendo el pueblecito. Me recordó a pueblos del norte de España, por el tiempo, la playa, los campos verdes…, una maravilla. No hice muchas fotos, además que el tiempo dejaba mucho que desear...

Y para finalizar, decir que pasé el fin de año en Londres, estuvimos el fin de semana y sin duda, una experiencia y una aventura única, muchos coches, muuuucho frío y muy caro, pero única.


video


martes, 14 de diciembre de 2010

My birthday in Bournemouth

Mi viaje empezó ayer a las 5 de la mañana. Finalmente a la aventura. Vuelo a Londres con mis maletones y allí esperar un autobús destino a Bournemouth, entre mis pies doloridos de tanto bailoteo de días antes y el frío que pasé, creí que no podía moverme. Pero llegué! y no pude quitarme la sonrisa de la boca. Es estupendo. Salvo el conductor del autobús con cara de perro que no quiso decirme donde tenía que bajarme..., la gente es muy agradable y dispuesta a ayudar, sobre todo si estás con un mapa en la mano.  El hotel no es alucinante, pero tengo internet en la habitación, baño y está bastante céntrico, tiendas como Zara, H&M, Mark&Spencer..., la biblioteca, supermercados.., en fin, lo justo para ir preguntando.
Así que hoy, por mi cumpleaños me he regalado las fuerzas suficientes para patear 4 horas seguidas (lo que les faltaba a mis pies). A las 8 arriba, leyendo las felicitaciones (GRACIAS!!) y organizándome la mañana: escuela de inglés enfrente del hotel (bastante interesante porque preparan para el First) visita a la biblioteca (me han dado información y páginas donde buscar trabajo en el sector bibliotecario), mil preguntas en agencias de empleo (en la mayoría tienes que haber trabajado en UK, pero en otras me han dado la tarjeta para enviar curriculum) en tiendas de ropa (la conclusión que me dado la chica española del Zara, es que reparta curriculum a diestro y siniestro) y búsqueda de Job Center- Inem español- (que después de haber tardado en encontrarlo, me dicen que tengo que llamar por teléfono para que me den cita).
Con el bolso repleto de papeles,he sacado mi cámara, el tiempo no acompaña pero la instantánea es graciosa.



A las 13.30h tenía una cita para ver la primera habitación. Cosa curiosa, había que quitarse los zapatos en la puerta, no sé si es por no estropear las "bonitas" moquetas... No estaba mal, pero lo pensaré, me ha gustado la casa, el precio y el ambiente de vivir con 4 personas internacionales, pero seguiré mirando.

Mi tarde será estudiar el papeleo y tomarme una cervecita en el hotel, un descansito en honor a mi cumple.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Algo pasa con el viaje de Mary



El título de este post es idea de un gran amigo, (sííí, te lo compensaré por los derechos de autor!) aunque también agradecerte por escuchar mis inquietudes en estos 2 meses, de momento…de espera. Y a tí, mi querida trufi..., por asesorarme y ayudarme con el blog. Venga va, y a todos/as los que hacéis que me sienta tan pletórica!

Uno de mis entretenimientos es leer blogs de las experiencias vividas en Bournemouth, sé que el lugar me va a encantar (me daría contra un muro como no me guste), aunque me asustan las noches de fiesta que vive la gente, joven por cierto. Y no es que eso sea un problema para mí, que soy de espíritu como ellos ni porque me asuste la fiesta a estas alturas….a mí! Pssss!! ; pero el objetivo es el objetivo. Me consuela pensar que con un par de cervecitas, el inglés saldrá solo. We take another beer?
Ya lo tengo todo preparado, escrito en mi cuadernito... no sé si llegará con alguna hoja en blanco después de este tiempo apuntándolo todo: información sobre la agencia,  páginas de empleo, cosas que comprar, compañías telefónicas, páginas de autobuses, de viviendas, reunión con la Red Eures (muy interesante por cierto para saber los documentos que necesitas en un país extranjero)…en fin, que soy documentalista! Búsqueda, selección, recuperación, registro y todo listo.

Comenzaré explicando cómo comenzó este sueño… del cual al final me quedaré frita soñando tanto!
Como mucha gente, llegué a formar parte de la mayor empresa de trabajadores española: INEM. Lo cual tampoco me importó dado que era junio, así que aproveché las vacaciones para descansar y ´no descansar`, hasta que el final del verano llegó y había que plantearse un futuro, que ya tengo una edad…
Sin ataduras de nada, viviendo en casa de mis padres, sin pareja y sin ninguna  obligación, me sumergí en la búsqueda de agencias que tramitan trabajo en el extranjero, para irme a cualquier sitio pero ya! , empujada por la estampida de amigas que se marcharon en verano, algo más lejos, eso sí (Estados Unidos y Bali… ) pero yo no iba a ser menos.
Tramité todo para irme con Mundialengua, una agencia de Vigo que me dio confianza, el proceso sería rápido, en unas semanas estaría volaaaaando pero como ya comenté, el destino era Braemar, si entráis a ver donde está, entendéreis porque lo descarté. Casi me da algo… La primera, en la frente!!
Así que a buscar otra, esta vez sería Club RCI, me garantizaron que el lugar sería Bournemouth (ideal!!!) para trabajar en un hotel (aún no sé si tendré que hacer las mil camas que no he hecho en mi vida..) y para asistir a clases de inglés en una escuela. Parecía que el proceso también sería rápido….pero debe ser que todo el mundo está deseando huir de España… (“¿Pero que invento es estooo?”)  Así que, por un NO módico precio de 250 euros de reserva y 700 que aún tengo que pagar por las clasecitas, espero pisar algún día british land.
Mientras tanto, sigo gastando el dinero en las copas españolas, muy ricas, pero muy caras.

sábado, 13 de noviembre de 2010

El que espera, desespera...

Hace tiempo que mi vida necesitaba un cambio. Cuando tomé la decisión de vivir la experiencia e irme a Inglaterra era finales de agosto... y a día de hoy aún estoy a la espera de la confirmación de mi fecha de salida. No dejo de mirar las maletas con el deseo de repletarlas de abrigos, botas, paraguas y muchísima ilusión. Ya me he despedido millones de veces, ya he llorado, he disfrutado de los días como si fueran los últimos, he aprendido a esperar, a entretenerme para no pensar. De ahí el empezar a escribir un blog. Y qué mejor fondo poner que unas gotas de lluvia…
Mi primera partida iba a ser a primeros de septiembre, a un pueblecito al norte de Escocia donde era evidente que iba a aprender otro acento inglés, pero aprendería seguro, a parte de emborracharme con whisky escocés e imaginarme ser Heidi pero sin abuelo. Un cuento un poco raro muy alejado de lo que quería.
No hay mal que por bien no venga, y seguramente la larga espera significa algo, será que lo bueno se hace esperar….; cuando empecé a investigar dónde estaba Bournemouth, mi sonrisa cada vez era mayor, universidad, playa (aunque sólo sea verla) y marcha ( no sé si será del todo bueno, conociéndome). Así que más despedidas y más lloros creyendo que partiría el 14 de noviembre.


Pero aún sigo aquí, deseando cambiar mi vida.